Vocalía Escuela

ESCUELA DE DIRIGENTES PARA CURSILLO 2018-04-28

El sábado 28 de abril se efectúo la Escuela de Dirigentes para Cursillo, en la cual participaron más de 50 dirigentes, entre equipos y participantes.
Esta se celebró en el Colegio Isabel La Católica, con un equipo dirigido por nuestra hermana Marianela Acuña, con la asesoría espiritual de nuestro querido padre Jorge Osorio. Gracias Señor por el conocimiento y la experiencia compartida, por la convivencia y la buena comida, factor importante para hacer de esta escuela un bello encuentro.
Acá pueden ver algunas fotos de la Jornada.

Organigrama del Equipo de la Vocalía Escuela

Vocalía Escuela

Estamos para motivar y facilitar a todos nuestros hermanos del cuarto día el desarrollo de la pata Estudio del Movimiento, acogiéndolos con amor en las Escuelas de los días miércoles, organizando y velando por su buen funcionamiento, y preocupándonos que ésta se mantenga de acuerdo al carisma y finalidad del Movimiento de Cursillos.
Queremos que en la Escuela podamos crecer en Santidad, Comunión y Formación, entregar formación doctrinal y metodológica, poner a disposición el material que sea necesario para nuestra formación a través de la Librería, y apoyar la animación y oración en las Escuelas y otras actividades del Movimiento a través del Folklore.
Somos un equipo de dirigentes a quienes el Señor llamó para este servicio y que tratamos de construir y testimoniar la amistad como expresión del amor con que Cristo nos congrega, reúne y llama a servir.
¡De colores!

Nuestros Desafíos

Se nos pidió y estamos trabajando para:

  • Desarrollar un proyecto formativo, basado en un currículum que considere, tanto a los nuevos como a los más antiguos dirigentes del movimiento, tomando en cuenta a aquellos hermanos que asisten regularmente como también a aquellos que se encuentran alejados y que podrían reintegrarse a la Escuela.
  • Proporcionar un estudio respecto a las diferentes formas que existen en las diócesis del país, en relación a la formación de los hermanos, con el objetivo de evaluar si el método actualmente utilizado responde a las necesidades de nuestra zona.

Ambas tareas las podremos compartir cuando estén concluidas, aunque el proyecto formativo… ¡habrá que vivirlo!
¡Ultreya!